El Arte de la Pacificación Espiritual

(17-04-2003)

Queridos Amigos,

Quiero tomar unos momentos para darle la bienvenida y cubrir unos detalles que le ayudará a conseguir más de este curso.

Espero que estés tan entusiasmado como Yo en empezar. Lo digo porque siento que estoy empezando contigo, no como quien ya sabe a donde llevará este conocimiento, sino como alguien atraído por esta experiencia como tu. Yo no sé lo que cada lección comunicará en adelante. Desearía saberlo. Todos mis esfuerzos por diseñar este curso fallaron. Cada momento que me sentaba para empezar a escribir sentía un bloqueo mental, como si no fuera el tiempo correcto. No fue hasta que estuve en el Mar Muerto en Israel que todo finalmente llegó junto. Cuando sentí la presencia de Jeshua tuve un tiempo difícil para creer que esto realmente estaba pasando. Sin embargo, en el transcurso de los años, he aprendido cómo diferenciar entre mi imaginación, y una “real” experiencia inspirada. Yo podía sentir el amor que venía de ese hombre que estaba delante de mí, y supe que era él. Ahora que he empezado a escribir las lecciones, no hay duda en lo absoluto. Jeshua está dándonos un gran regalo, y nosotros estamos listos para caminar en la Luz con él.

Cuando Yo me siento a escribir cada lección, hay un proceso de abrir una puerta a la información que necesita ser comunicada. Siempre que me es posible, empiezo por emplear el tiempo cantando el nombre de Jeshua en una bañera. Yo puedo sentir una Luz que me llena cuando hago esto, y cuando me siento completo, voy inmediatamente a la computadora. Sin embargo, yo no pretendo decir que estoy conectado con Jeshua. El proceso parece una porción diferente de lo que la mayoría de las personas pueden esperar. (Fue una experiencia similar con los Niños Psíquicos, y supongo, que con todo lo que me inspira a escribir.) En primer lugar, creo que nosotros estamos conectándonos a niveles de sabiduría más altas de muchas fuentes todo el tiempo. Todos nosotros lo hacemos. Por consiguiente, yo pienso que ese aire de misterio necesita ser removido. Por otra parte, no es más nada que el ego que hace a una persona “más especial” que otra. Cuando nosotros comprendemos que todos somos llamados a ser “los Canales de la Paz de Dios,” entonces esa otra parte se vuelve muy pequeña. Jeshua está ciertamente conmigo cuando presentó el material, que es lo que él prometió. Pero es un esfuerzo común, en el que Yo también estoy envuelto. Jeshua debe usar a mi mente y todo su ser para comunicarse conmigo, para luego a través de mí con usted. Mi meta es aceptar la Conciencia Crística que yo comparto con Jeshua, de allí dependen todas las respuestas. Averiguarás pronto que ésta es la meta primaria de todo el curso. Habrá 33 lecciones enviadas a ti en un período de 99 días, y cada lección tendrá exactamente 999 palabras (N. del T.: Esto obviamente sólo es válido en el idioma original (inglés), una vez traducido al español quedarán otras cantidades de palabras). Jeshua fue muy específico acerca de estos números y dijo que habría información que la mente consciente no entendería. Cuando escribí las primeras lecciones me asombré que abruptamente finalizaba exactamente con 999 palabras. No hice ningún esfuerzo consciente de mi parte en lo absoluto.

Estamos entrando juntos en un camino. Nadie sabe a donde nos llevará, pero estamos con quien ha paseado antes este camino. Nosotros estamos aprendiendo el Arte de Pacificador espiritual, porque hemos venido a sanar el mundo entero. Nosotros caminamos hacia adelante con gran confianza, sabiendo que tenemos aliados poderosos a nuestro lado.

Paz,
James Twyman

 

Lección Uno

¿Estás listo?


¿Qué otra pregunta necesito hacerte? ¿Y qué respuesta darás, ahora que se ha preguntado? ¿Caminarás adelante, o atrás? No hay otra opción. has intentado aferrarte todavía, pero los días de espera han quedado atrás. ¿Es que estás preparado para aceptar tu Misión, la que se te dio a ti, antes de que nacieras? ¿Estás preparado para traer Paz a todos los seres SIENDO la paz? ¡Di SI! Dilo tan ruidosamente que puedas oírlo. Nadie más necesita saberlo. Sólo tú. Sólo tu Alma.


Has sido llamado para ser un descubridor más de Paz en este mundo de sueños. Hay una razón para esto. Quieres despertar a este mundo, y es la única manera. ¿Entiendes esto? La única manera que despiertes es despertando a otros. Y todavía, nadie necesita despertarse, pero tú sí. Piensa esto un momento. Nadie necesita despertar, pero tú sí. ¿Por qué, entonces, yo digo que debes darlo para recibirlo? Es muy simple. Porque tú sólo te lo estás dando a ti mismo. No hay nadie más allí que tú mismo, dando o recibiendo.


¿Estás preparado para ver esto, conocerlo, y amarlo? En ese caso, entonces estás preparado para sanar el mundo entero siendo un Pacificador Espiritual.


Todo el curso puede describirse en una frase: “Da todo como si fuera la única cosa que importa, mientras entiende que Dios será perfecto en cada momento.” Medita en esta frase un momento. ¡Da todo! Ya Es ¡perfecto! Nada se requiere sólo tus ganas para dar todo a todos, y nada aún que puedas hacer en la vida cambiará la voluntad de Dios que se cumple en cada situación, no importa cómo aparezca. ¿Esto te parece imposible? ¿Por qué te habrá pedido trabajar en algo sin que el resultado le importe? Eso es lo que le va a llegar a tus manos en 99 días, y cuando así sea entenderás, no con tu mente, sino con tu alma.


Permíteme explicar lo que te estoy trayendo. Habrá 33 lecciones en este curso que fluirá a través de 99 días. ¿Puedes suponer por qué este número es tan importante? Treinta y tres no es un número ordinario. Es el número de tu conocimiento cristico. Es el número de tu despertar. Y por qué estas lecciones se presentan cada tres días. Yo me coloque sin movimiento en la tumba para que tres días después volviera a la vida. Yo morí para que pudiera vivir
para siempre, y están pidiéndote que hagas la misma cosa. La única manera que puedes ser un Pacificador Espiritual es que te vuelques hacia el cumplimiento de paz, o, en otras palabras, si tú vuelves el Cristo hacia ti. No tengas miedo de esto, yo he ido antes que ti de la manera correcta. Pero No cometas ningún error, ahora tú, debes pasear por el camino. Nadie puede hacerlo por ti. Nadie puede aceptar tu vida mas que tú, y una vez hecho, te aceptas para todos. Éste es el momento que escogiste, y se esta cumpliendo.


Yo estoy hablándote en niveles más altos de los que conoces, porque tu existes en mas planos de existencia de lo que podrías comprender en la vida con tu mente. Por esta razón es qué estos sagrados números son tan importantes, y estos símbolos que yo uso te despertarán a esta información que con las palabras nunca se podría. leerás las palabras y tu mente entenderá los conceptos. Tu vida se beneficiará y tocarás a las vidas de otros a través de la paz que ofreces. Pero hay así mucho más que la mente nunca entenderá, y éste es el lugar crítico donde Yo estoy llevándote. Éstos son los secretos que transformarán tu existencia, así como ellos me transformaron. Sí, yo sufrí esta transformación también, y ahora yo soy una vía de esta abundancia. Abrirás el corazón a esta verdad también a aquéllos a quien les darás, así como tu te diste a mí. No hay ninguna otra razón por la que naciste. Nada más significará en ti, y todavía no lo entenderás hasta que lo ofrezcas.


Ahora nosotros empezaremos, porque la jornada se ha puesto ante nosotros. Camina conmigo estos 99 días, y permite a tu mente estar abierta.


Hace dos mil años yo compartí estos misterios con mis amigos que ellos los sostuvieron como muy sagrados. Ellos a su vez sólo lo compartieron con otros que se prepararon para el impacto poderoso de la verdad en sus corazones y almas. Muchos de estos secretos fueron codificados en un símbolo geométrico que se fueron pasando de una comunidad a otra, y aun así sólo pocas las personas quienes eran expuestas a este símbolo pudieron encontrar los secretos que estaban dentro. Sus almas supieron y entendieron, pero sus mentes no estaban todavía listas para entrar a la cámara sagrada.


Pero ahora es extremamente importante que todos ustedes accedan esta información. Allí se reflejan los secretos del Reino de Dios, porque ellos están dentro de ti ahora. En los próximos 99 días yo abriré cada cerradura y revelaré para ti los misterios de vida y muerte. Entonces entenderás la naturaleza inmortal de esta búsqueda, y sabrás que eres uno de los que buscan esa meta.


Así que te preguntaré una vez más: ¿Estás preparado para entrar en este camino? Serán momentos en que te parecerá todo muy oscuro, y otros donde la Luz casi te deslumbrará. Sabe que cada paso será guiado por mí, porque yo he caminado antes que tu y yo sé de cada lugar peligroso. Pero debes saber que tu vida entera has esperado este momento. Entonces te caerá como una lluvia, refrescándote el Alma.


Hermano

En Paz,

Lección Dos

Amado, te llamo por tu nombre, porque sólo entonces sabrás la verdad acerca de ti mismo. Sólo entonces adoptarás la Mirada Santa con la cual Yo te veo a Ti y a todos los Seres. Entonces Tú podrás hacerlo como Yo, ampliar esa visión. El Mundo ha sido sanado, Amado. Eso es lo que Tú has venido a darte cuenta y aprender. El mundo de los sueños está pasando y alejándose y Tú te quedas sólo con la Luz de la Paz. Bienvenido, Amado, a tu Hogar.

Es importante para ti que, en esta etapa temprana, te des cuenta de por qué estas aquí. En primer lugar ¿Por qué estás Tú en esta Tierra? ¿Fue un accidente del destino que te trajo o un alineamiento de circunstancias más allá de tu propia decisión? O has ido lo suficientemente lejos como para darte cuenta que no existe nada más allá de tu decisión. ¡Nada!. Tu nacimiento en este tiempo estaba escrito. ¡Fuiste Tú quien lo hizo!

Tu estás aquí porque lo escogiste antes de que el tiempo comenzara. Fue hace apenas un momento cuando lo decidiste y ahora estás aquí.  ¿Qué harás con este conocimiento?

Te lo diré. Tú usarás el tiempo sabiamente para sanar tu mente dividida y verás al Mundo como sanado. Y así será porque Tú tienes el poder de Dios dentro de ti. Este es el momento cuando Tú estás decidiendo ver tu Mente Crística reflejada en todas partes, incluso allí donde la guerra parece cobrar fuerza. Tu sola decisión derramará Luz sobre todos esos lugares sombríos, porque la Luz que sale de ti es Luz Santa. Es la Luz que procede de mi mente y tu estás incluido en ella. Tú has venido para SABER esto y para sanar a través de este conocimiento. Bendito es el momento de esta decisión. Y Bendito también es el mundo que Tú ahora sanarás.

A lo largo de este curso de 33 Lecciones Yo ofreceré sugerencias para acelerar este proceso. Eres necesario AHORA. No porque este tiempo sea más oscuro y necesite más de tu Luz que cualquier otro momento. Es simplemente porque no existe otro tiempo más que este. Tú eres quien lo escogió. Y lograrás todas las cosas en las cuales pongas tu Corazón. Por eso era tan importante para ti abrir tu corazón antes de que pudieras comenzar esta etapa. Por eso es que Tú recibiste y aprendiste las lecciones que precedieron este curso y ahora estás listo. Tú lo traerás todo contigo y verás más claro que nunca antes en tu vida. Eres necesario AHORA, Amado y avanzaremos con gran rapidez.

No es importante que entiendas o incluso que aceptes la mente que está compartiendo esta información contigo. Es tu mente también. Pero el punto de vista puede ser diferente, como tu horizonte depende del lugar donde estés parado en un momento determinado. Mi referencia es total mientras que la tuya está todavía un poco fragmentada. Eso está a punto de cambiar. Debe cambiar si adoptas la visión que Yo te ofrezco.  Comprenderemos lo que necesitemos comprender y entonces colocaremos al intelecto a un lado. El no nos llevará a donde necesitamos ir. En cambio, tu corazón sí lo hará, ahí es donde concentraremos nuestra atención. Ya está ahí.

Quiero que pongas tu atención por un momento en el nombre que me dieron cuando Yo nací. Jeshua. Si Tú puedes comprender lo que este nombre significa, y que es tan tuyo como mío, entonces comprenderás hacia dónde nos dirigimos juntos. Se te ha enseñado a cantar la palabra YES (Si en español) para abrir los canales de tu alma preparando tu corazón para el Gran Trabajo que tenemos ante nosotros. No importa qué idioma usas. Es el sentimiento que Tú generas lo que crea la apertura. Hay un sonido en hebreo que esencialmente significa “Así es”. Ésta es una interpretación más poderosa de la palabra YES. El sonido es Yesh. Dilo varias veces en voz alta. Haz un sonido largo y déjalo salir al menos por unos pocos segundos Y-E-S-H. El sonido genera una poderosa respuesta dentro de tu corazón. Observa si puedes percibir el sentimiento. Como alguien que ha despertado su corazón y su mente a la experiencia de la consciencia Crística, Yo te puedo decir que tu dedicación a esta sola palabra te conducirá a donde Yo estoy parado ahora. “Así es”. Tu Mente Crística así es, en este preciso instante. Está ocurriendo AHORA, no en el futuro, no en el pasado. Mientras Tú cantas esta palabra una y otra vez deja a tu corazón despertar a este conocimiento. Y-E-S-H. Así es dentro de ti ahora. Tu mente despierta está presente esperando que Tú reclames su poder.

Ahora añade el sonido final “U-A”. “Y-E-S-H-U-A”. Yo no soy a quien tú le estás cantando. ¿Te das cuenta de esto? Yo no necesito este reconocimiento, PERO TU SI. Mi mente es tu mente y mi nombre es tuyo. Ha llegado el momento para que clames quién Tú eres. Canta la palabra una y otra vez, tantas veces como puedas. Llama al Cristo en Ti y Él despertará.

¿Me creerás cuando te diga que el resto ocurrirá por su propia cuenta? ¿Qué deseas ver en este Mundo? ¿Paz? ¿Armonía? Adopta la visión que fue dada antes de que el tiempo comenzara y estas cosas aparecerán ante Ti. ¿Por qué no ocurrieron antes de Ahora? Porque necesitabas que el Mundo reflejara lo que Tú creías que era verdad. Es así de simple. Pero ahora estás listo para permitir que una nueva Verdad nazca en tu mente, una que es Eterna y está más allá de cualquier cambio. Ha estado allí siempre, pero tus ojos han estado cerrados a su brillo. ¡Ábrelos Ahora! Ésta es la esencia de ser un Pacificador Espiritual. Es un Arte. Es tu sendero a la Libertad. Elige la Paz ahora. Tu estás listo.

Hermano.